ASÍ SE HIZO LA FOTO MÁS FAMOSA DE NUEVA YORK

Seguramente todos conozcáis la famosa fotografía de un grupo de obreros suspendidos en el aire en lo alto de algún rascacielos de Nueva York. Hasta ahora, la teoría más extendida aseguraba que había sido tomada por Lewis Hine en 1932, durante la construcción del Empire State Building.

Sin embargo, según el portal Gizmodo, el único dato correcto sería el referido al año en que se tomó. Concretamente, la imagen fue publicada por primera vez en el New York Herald-Tribune en octubre del 32.

Respecto al lugar en que realmente fue tomada, todo apunta a que se trata del edificio 30 Rockefeller Center. No hay tantas pistas sobre el verdadero autor de la fotografía. Durante algún tiempo la autoría se atribuyó a Charles C. Ebbet, pero el mismísimo New York Times lo descartó por completo.

En cualquier caso, lo que sí es evidente es que tanto el fotógrafo como los obreros corrieron peligro aquel día. El autor de la imagen tuvo que cambiar las placas de vidrio de la cámara sobre una estrecha viga, manteniendo el equilibrio.

Pese a lo impactante de la imagen, Gizmodo recalca que pequeño detalle que muy pocos conocen y que merma el impacto que genera la imagen. Está confirmado que fue tomada durante la última fase de construcción del edificio, de 240 metros de altura. El riesgo no era tan grande como pudiera parecer, ya que pocos metros por debajo había un piso ya terminado.

Otra de las creencias populares unida a la famosa imagen es que los trabajadores estaban ahí por casualidad. En realidad, cobraron un pequeño dinero extra por posar así para promocionar propiedades inmobiliarias.

La entrada Así se hizo la foto más famosa de Nueva York aparece primero en Me Asombro.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *